Los vehículos autónomos ya se comparan con los smartphones en cuanto a su futuro uso

La llegada de los teléfonos inteligentes o smartphones y sus apps al mercado, han supuesto un gran cambio en la vida de las personas en los últimos años. Atrás quedan esos años en los que nos imaginábamos que la automatización de tareas cotidianas estaban todavía a años luz de nuestras vidas.

¿Cuántas veces hemos soñado o hemos visto en películas futuristas que un vehículo podría llevarnos a dónde quisiéramos sin necesidad de conductor? A día de hoy, esto ya no es fruto de la ciencia ficción. Y es que, gracias a grandes empresas de automoción y tecnológicas como Ford, Volvo, Uber o Google, están agilizando la regulación de los vehículos de conducción autónoma.

Ya existe una asociación entre este tipo de empresas llamada la “Self-Driving Coalition for Safer Streets”. Una asociación que deja en evidencia, la importancia de la llegada de este tipo de vehículos al sector de la automoción. Así como su futura regulación y alianzas con otras firmas importantes en el sector, como Fiat Chrysler y su producción conjunto a Google, en la realización del desarrollo de 100 nuevos vehículos autónomos.

Google, está realizando pruebas con vehículos autónomos desde 2009 en las ciudades de Mountain View (California) y Austin (Texas), en Estados Unidos. Con esta tecnología, los vehículos aprenden por acumulación, es decir: si un coche circula durante 8 horas al día, todo lo que ha aprendido (nuevos objetos de su entorno, eventos en el desarrollo de la circulación…) se le transmite a otro coche y así van “acumulando” conocimiento. Por este motivo, no hay ningún ser humano vivo que tenga tanta experiencia en conducción como un coche de Google. La acumulación de horas de conducción de estos coches ya suma más de un siglo de experiencia en la carretera.

Se estima que en los próximos 5 años, ya comenzaremos a ver en nuestras carreteras un pequeño parque automovilístico formado por vehículos autónomos, donde su uso, comenzará a generalizarse para todo tipo de ámbitos, incluido el transporte de personas y/o mercancía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *